El tapiz del vampiro – Una historia real de no muertos

El tapiz del vampiro – Una historia real de no muertos

El tapiz del vampiro – Una historia real de no muertos

3 comentarios en El tapiz del vampiro – Una historia real de no muertos

Rebuscando en librerías algún título de fantasía que captara mi atención a la primera, me encontré con una portada que parecía despertar la curiosidad más animal en mí. Se trata de El Tapiz del Vampiro de Suzy Mckee Charnas. Un libro que terminó siendo un retrato realista en donde la autora elimina la ficción y desarma la psique del monstruo clásico.

 

Una portada terrorífica de Les Edwards

Todos sabemos que jamás debemos llevarnos por la portada de un libro para acertar con un buen título pero, de la misma forma que los vampiros logran hechizarte entrando en tu mente y obligándote a hacer lo que ellos quieren, la terrorífica y encantadora portada de El Tapiz del Vampiro logra entrar en tu cabeza haciéndote imaginar escenarios y personajes de la historia tal y como te gustaría que fuesen.

El Tapiz del Vampiro - Portada

El Tapiz del Vampiro – Portada

Me sorprendió saber que, además de esta fantástica ilustración, Edwards ha realizado bastantes trabajos que tenemos en el subconsciente. El más friki de los que encontré lo tendréis muchos de vosotros metidos en algún armario o trastero de casa de vuestros padres. Se trata de la ilustración que dorna la portada del clásico juego de mesa Hero Quest, que ayudó a alguno que otro a introducirse en el mundo de los juegos de rol.

Ilustración de Hero Quest de Les Edwards

Ilustración de Hero Quest de Les Edwards

Como no podía ser de otra manera, la portada hizo que comprara el libro y, aparcando otra novela que tenía a medias (cosa que un friki nunca hace), me adentré en la lectura ese mismo día.

 

La versión más posible del vampiro

En cuanto pertenecí a El Tapiz del Vampiro, él me mostró algo mucho mejor que una clásica historia épica y fantasiosa de vampiros. Charnas narra la versión más plausible de un conde Drácula contemporáneo que tiene que integrarse en la vida mundana para poder sobrevivir a sus instintos sin ser descubierto.

Si convirtiéramos al vampiro en un ser real, en primer lugar tendríamos que eliminar los aspectos que la leyenda ha exagerado hasta convertirlo en un personaje mágico de ficción. Nuestro Drácula, el Dr. Edward Weyland, no es sensible al sol, puede oler ajo sin derretirse, es igual de vulnerable a una estaca de madera que tú y que yo, no puede transmutarse en un murciélago o en un lobo, no vuela ni camina por las paredes y, sobre todo, no tiene unos colmillos que puede hacer crecer a placer cuando quiere alimentarse.

Gary Oldman en Drácula de Francis Ford Coppola

Gary Oldman en Drácula de Francis Ford Coppola

 

El Tapiz del Vampiro: sinopsis

El protagonista de El Tapiz del Vampiro es una especie de depredador ancestral único en su especie que es capaz de hibernar haciendo que su metabolismo se reduzca a niveles muy bajos, lo que le permite dormir durante largos años y despertar en diferentes épocas para cazar. Las únicas características sobrenaturales que tiene son esta capacidad de vivir cientos de años a base de letargos, su capacidad de extraer los nutrientes de la sangre de sus víctimas y un aguijón debajo de su lengua, fruto de la evolución natural, con el que succiona el flujo vital de las personas.

Representación del vampiro inmortal

Representación del vampiro inmortal

El dr. Weyland tiene el aspecto de un hombre maduro, alto, delgado, atractivo y muy culto que tiene la facilidad de seducir a mujeres y hombres por la experiencia y seguridad en sí mismo de las que presume. Su personalidad íntegra y sus experimentos antropológicos sobre el sueño que realiza en la universidad de Nueva Inglaterra le proporcionan una coartada perfecta para alimentarse sin ser descubierto y pasar por el siglo XX como una persona normal.

El eternamente atractivo Chris Sarandon, el vampiro de Noche de Miedo

El eternamente atractivo Chris Sarandon, el vampiro de Noche de Miedo

 

El Tapiz del Vampiro: escritor

La autora desarrolla 4 historias diferentes en las que plantea cómo el personaje tiene que luchar contra situaciones que pondrán en peligro su existencia y en las que se enfrentará a su propia esencia animal casi humana. Una de ellas, El Tapiz del Unicornio, recibió el premio Nébula en 1981, además del premio a la mejor novela corta de 1980, año de su publicación.

Suzy Mckee Charnas es una escritora estadounidense dedicada a la creación de relatos cortos y novelas de ciencia ficción, fantasía y terror. Sus primeras historias breves sobre Weyland se editaron en 1980 y se juntaron en este libro, después de ser reconocida como promesa literaria. Su premiado relato El Tapiz del Unicornio fue representado en el teatro de San Francisco con gran éxito de crítica. Merece la pena repasar su obra si eres de los que quieren creer que los personajes de fantasía que admiras pueden existir.

Suzy Mckee Charnas - Autora de El Tapiz del Vampiro

Suzy Mckee Charnas

Si tienes alguna duda que no te permite decidirte sobre si leer o no esta novela, además de lo ya contado sobre lo real del personaje, podemos adelantarte que, si no la lees, nunca llegarás a comprender la psique y lo que siente un depredador de hombres en su lucha por la supervivencia, contra todo comportamiento moral implementado por la liberal y sintética vida moderna. Ya no hay lugar ético para El Origen de las Especies de Darwin y sí un lugar hipócrita y necesario en la pirámide de alimentación.

 

¿Qué te ha parecido este resumen? ¿Y El Tapiz del Vampiro? Si te gustan las propuestas de literatura que hacemos en Indice Friki, no dejes de compartirlo en redes sociales para ayudarnos a seguir dando nuestra opinión sobre las novelas más frikis de la biblioteca mundial.

Goblin King

About the author:

3 Comments

  1. fran  - 4 Octubre, 2014 - 17:59

    Lo estoy leyendo y me sorprende que haya sido concebido como una recopilación de historias porque la narración es bastante lineal, aunque es cierto que el capítulo que da título al libro es notablemente superior (al menos a los que llevo leídos). Por lo demás, la ilustración de Edwards no está mal, pero como portada para la novela me parece demasiado efectista y creo que lo que persigue, más que dar una idea del contenido, es vender el libro (cosa que consigue, por lo visto 😉 Ese bicharraco no puede parecerse al profesor Weyland que, aunque entrado en años, debe ser un tipo atractivo y bien plantado, un seductor, vaya… Yo creo que la portada de mi edición (que de todos modos reserva el efectismo para la contraportada ) es más fiel a la idea del personaje, a quien yo he imaginado todo el tiempo como una especie de Greg House… sin gracia. De hecho me atrevo a sugerir ya a Hugh Laurie (en el registro de House) como mejor opción para una improbable película basada en el libro y rodada por… ¿Cronenberg?
    Un saludo y enhorabuena por el blog.

    • Friki Paular
      Goblin King  - 25 Enero, 2015 - 12:01

      Hola Fran,
      Gracias por tu acertado comentario.
      Imagino que Charnas escribió cada relato dándole continuidad al anterior y sentido cronológico al personaje. Este modelo comercial ya se usó con los relatos de Conan de Robert E. Howard y, la verdad, a mi me gusta mucho porque hace menos pesados los desarrollos y mucho más dinámica y fresca la historia.
      La portada de Edwards a mi me encanta pero es cierto que no represanta al protagonista. Para el bien del lector, las portadas de los libros nunca deberían mostrar personajes ni escenarios de la obra porque te condicionan a la hora de crearlos en tu imaginación (que es lo mejor de la lectura).
      Estoy seguro de que el ambiente y las relaciones del profesor en el primer capítulo tuvieron mucho que ver en que Weyland te recordase a House. Me uno a tu petición de que se lleve a la gran pantalla con Laurie como protagonista y dirigida por el Cronenberg de los 80. Al estilo inquietante de La Mosca o Videodrome.
      He tenido que abandonar un poco el blog por culpa del trabajo. Prometo retomarlo de nuevo así que espero verte por aquí a menudo.
      Gracias y saludos

Leave a comment

Back to Top